lunes, 2 de octubre de 2017

HAIKU. POESÍA DEL AHORA.

Matsuo Bashoo
El haiku es una forma de poesía tradicional japonesa, de tres versos y aproximadamente 17 sílabas, 5-7-5, que trata de la naturaleza y del momento presente.

Qué bien lo define el premio Nóbel Octavio Paz:
“El haiku es una anotación rápida de un momento privilegiado: exclamación poética, caligrafía, pintura (haiga) y meditación, todo junto”.

El haiku es la poesía del ahora por excelencia. Lo expresa muy claramente Matsuo Bashoo, el gran maestro del haiku:
“Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento”.

Antes de seguir, un ejemplo de este autor, su haiku más conocido:    

                                      El viejo estanque;
                                      salta una rana:
                                     el sonido del agua.

Este es de Onitsura, su amigo y compañero de peregrinajes:

En el jardín,
la camelia florece
blanca.

Uno de Busón, otro de los cuatro grandes maestros del haiku, considerado su mejor poema:

Blanco rocío.
Cada púa en la zarza
tiene una gota.

Últimamente me atrae, más incluso que el haiku, la vivencia de la que surge. Por eso, en Japón,  para conectar con el ahora,  antes de celebrar un kukai (句会),  una reunión de escritores de haiku (haijin), se hace antes un ginkô  (吟行),  un paseo atento,  consciente,  por la naturaleza.  No confundir con la palabra ginkgo (銀杏), que es un árbol.     

Y es que quizá el mejor haiku sea ese que no se convierte en palabras, que no se hace forma. Uno está tan inmerso en ese instante privilegiado que ni siquiera aparece la mente pensante para convertir en palabras esa vivencia. En cualquier caso, cuando el interés por el haiku va más allá de lo meramente literario y se convierte en camino, pasa a ser una práctica que ayuda a cultivar la atención al momento presente, a conectar con el ahora y a vivir más conscientemente.

Comparto con vosotros unos pocos poemas de un libro que he publicado recientemente en AMAZON, titulado “Haiku. DIARIO DE MOMENTOS (1980-2017)”.


Las flores blancas
del árbol de la montaña
¡son copos de nieve!

Donde el bosque
comienza termina
la farsa.

Silencio atronador;
en la montaña,
junto al río.

En el charco,
juntos, el barro
y el cielo.

Atrapada
en las púas del espino,
una hoja seca.



Si no tienes ebook, puedes descargar en AMAZON la aplicación de lectura Kindle gratuita para leer libros digitales en tu tablet, ordenador o smartphone.






1 comentario:

  1. Muy bonitos haikus... Como siempre, tus aportaciones brindan un respiro en la agitación de la mente, atareada con cosas "apremiantes", etc., ... Como siempre, gracias ...

    ResponderEliminar