lunes, 27 de junio de 2016

PASEOS CONSCIENTES (IV). CRÓNICAS.

Paseos Conscientes es una propuesta de Ezekiel, administrador del grupo de facebook “Conectando con el Ahora. Eckhart Tolle en español”. Esta es la crónica de tres personas del grupo de facebook “Paseos conscientes en Zaragoza, España” que han participado en varios paseos que hemos hecho últimamente:



Galacho de Juslibol.
Rachas de cierzo
rizan aquí y allá
la superficie de la laguna.
Destellos de sol en las ondas.
Danza del viento
el sol y el agua.
José Luis.





Camino sobre la tierra acariciándola suavemente con los pies, respiro lenta y profundamente, olvidando por un momento los deseos, los planes que tardan en llegar.
Limpio mi alma con la brisa que el viento me ofrece, entendiendo que la paz es mi mayor prioridad; y mi mayor tesoro es consentir que el amor no solo sea parte de mí sino que se desborde y sea fuente de energía en los que cerca de mí están.
Aún a pesar de las dificultades en el camino, confío en que mi mañana sea un fresco jardín en el que descansar para escuchar el silencio, valorando hasta lo que parece vacío.
Observo los milagros si tengo paz en el alma.
Y soy!
Charo

Que poco se pide para realizar un paseo consciente, ni siquiera se pide que hables. Solo que estés y camines, aunque por instantes parece que te deslizas. Vas recorriendo un sendero sin trazar que se borra al caminarlo y lo habitual y sencillo se convierten en instantes exclusivos, que se unen con el grupo y quedan plasmados mágicamente más allá de la memoria o en tan lindas imágenes como las conseguidas por Charo.
El recorrido fluye sin objetivo alguno y por lo tanto siempre puede aflorar algo nuevo… algo que te sorprenda, o sencillamente te motiva a improvisar. No existe nada más espontáneo que estos paseos, que por su sencillez y naturalidad te hacen sentir vivo. Yo hoy, durante unos instantes, caminaba cerca de alguien y podía experimentar la sensación de estar cogidos de la mano.
Ese caminar en grupo se convierte en tan sutil que percibes como que la brisa lo guía y entre todos dibujamos una silueta que se expande y atrae sin forzar y nada la limita.
Son tan sencillos que al no necesitar interpretación, nada entretiene a la mente y los juicios pueden cesar y quién sabe si lo agradable te lleve dar un paso más. No sobre la tierra, sino hacia lo infinito.
Gracias amigos.
Miguel 

1 comentario: