miércoles, 9 de diciembre de 2015

LA ENSEÑANZA DE ECKHART TOLLE CUESTIONADA POR DAVID CARSE Y TONY PARSONS.

He leído recientemente el libro PERFECTA. BRILLANTE QUIETUD, de DAVID CARSE. En la página 305 dice lo siguiente:

“Las librerías están llenas de libros que proponen la validez de “vivir en el ahora”. Hay un autor muy popular que insiste en que no hay ni pasado ni futuro, sino solo el ahora, el momento presente. Esto suele entenderse como si siempre hubiera solamente un “ahora, y ahora, y ahora”, como si a cada momento presente le sucediera un momento presente siguiente. Una vez más, eso es pensamiento confuso. Lo único que se ha hecho ha sido rebautizar “ahora, ahora, ahora” a lo que en el fondo sigue siendo “pasado, presente, futuro”, provocando así más confusión. En esa concepción sigue perviviendo la idea secuencial del tiempo, según la cual un momento presente sucede a otro”.
Página 305.
El libro de DAVID CARSE me ha gustado. La enseñanza que transmite es directa, radical, sin concesiones. Me ha sorprendido la crítica que hace a la enseñanza de Eckhart Tolle. Y digo que me ha sorprendido porque yo he leído a conciencia los libros de Eckhart Tolle y he visto un montón de vídeos de sus retiros, y no me suena haber leído o escuchado en ellos que se diga “a cada momento presente le sucede un momento presente siguiente”. Si así fuera, no me importaría reconocerlo, pero me da la sensación de que DAVID CARSE solo se ha leído unas cuantas páginas del PODER DEL AHORA y a partir de esto a escrito su crítica.
Repasando las citas que he seleccionado de los libros de ECKHART, he encontrado una en la que precisamente dice todo lo contrario de lo que afirma DAVID CARSE que dice ECKHART:


El tiempo se ve como una sucesión interminable de momentos, unos “buenos” y otros “malos”. Pero si miras con más atención, verás que no es cierto que haya muchos momentos. Descubres que siempre hay solo este momento. La vida es siempre Ahora.

Esta otra cita de ECKHART desmonta eso de que en sus enseñanzas “sigue perviviendo la idea secuencial del tiempo”:

En el ahora, en la ausencia de tiempo, todos tus problemas se disuelven. El sufrimiento necesita tiempo; no puede sobrevivir en el ahora.


TONY PARSONS también cuestiona la enseñanza de ECKHART TOLLE por considerarla dual en uno de sus pocos vídeos subtitulados en español. No sé qué diría ECKHART al respecto. Para mi, lo realmente importante de una enseñanza espiritual y de quien la imparte es que lleve al despertar. Si eso sucede, esa enseñanza es muy válida y quien la transmite es un verdadero maestro. No es tan importante si es 100% no dual.
Conversaciones con TONY PARSONS. Parte 2:


Por su parte, ECKHART TOLLE, en su vídeo titulado “Sobre un curso de milagros”, habla del advaita e ironiza sobre algunos maestros advaita que “enseñan advaita desde la perspectiva de la mente”. Y yo no incluiría precisamente a DAVID CARSE ni a TONY PARSONS entre ellos.
El vídeo 1 está en el siguiente enlace. Hay ocho más:

11 comentarios:

  1. Saludos Jose Luis.
    En el texto que has reproducido no veo ninguna crítica a Eckhart Tolle. David Carse lo que crítica en todo caso, es la mala interpretación que hace la gente de la enseñanza de Eckhart.
    Tolle como bien dices nunca dice eso, es mas, para empezar dice que el momento presente no es un concepto que la mente pueda entender. Tolle siempre afirma que no hay muchos momentos sino, este momento que cambia constantemente de forma en el exterior, y en su profundidad permanece al margen del tiempo. Pero como el dice, no es algo que la mente pueda entender, y mientras no se experimenta con el despertar puede dar a interpretaciones erroneas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las enseñanzas de Toole son duales por que maduran y se desarrollan en el tiempo con prácticas incluidas. La noción del Yo para subsistir necesita la noción de tiempo, ambos se apoyan. Eso en cuanto al individuo, pero es que a nivel colectivo evalúa sobre un tiempo nuevo, una nueva tierra y una posible evolución de la conciencia, es decir vuelve lateralmente a introducir el tiempo, además de un Yo con propósitos internos y externos.

    Ahora bien que sea Dual la enseñanza no implica nada, excepto el mal uso del concepto Advaita, no dos, donde no hay sujetos ni objetos, donde siempre es Ahora, y el Ahora es intemporal,donde todo es una unidad sin fisuras, y de eso trata el libro de Carse. A la postre solo a un dualista le importaría la dualidad correcto o incorrecto de una enseñanza. No se necesita tiempo para Ser lo que eres.

    ResponderEliminar
  3. Que el yo necesite tiempo para madurar una enseñanza no significa que la enseñanza sea dual, porque para estar presente, rendirte o aceptar las cosas como son no necesitas tiempo. Aquí no hay grises, o estas presente o no lo estas, o te rindes a lo que es o no te rindes, o aceptas las cosas como son o no las aceptas. No necesitas un camino gradual en esto como por ejemplo el Theravada y el Vipassana. Otra cosa es que necesites tiempo para adquirir práctica por los hábitos adquiridos.
    Evidentemente no se necesita de tiempo para ser lo que somos, eso es evidente, pero cualquier enseñanza, por muy advaita que sea, necesita ser madurada, necesita tiempo para asimilarla y llevarla a cabo. Suena muy bien decir yo soy, pero otra cosa bien distinta es experimentar esto en la intimidad y profundidad de uno mismo y expresarlo en la vida cotidiana como lo que naturalmente somos. La gran mayoria de los seguidores advaita les guste o no necesitaran tiempo para despertar, aunque para despertar no se necesite del tiempo, y la gran mayoria moriran sin saber que significa yo soy. Y esto mismo sucede para todos los seguidores de cualquier enseñanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Lo primero que hay que entender es que una enseñanza implica dualidad, instructor e instruido. Advaita reitero significa no dos, por tanto nunca pretende enseñar nada. La expresión enseñanza Advaita es un oxímoron.

      Lo segundo que hay que entender es que No Dos “Advaita” carece de seguidores bajo el paraguas de una doctrina. Advaita es como el canto de un pájaro que no pretende que le sigas, que madures, ni tiempo de asimilación.

      Y lo tercero a entender es que el canto Advaita no espera que despiertes, simplemente porque no hay nadie. Nadie que muera, y sobretodo nadie que necesita saber “Yo soy”.

      Resaltar que el foco discursivo enfrenta a Carse _Parson que no enseñan nada, no prescriben nada, no esperan nada, frente al maravilloso Toole con sus enseñanzas duales preciosas que si prescribe, si se espera recalar en el ahora en el tiempo, y da propósito al “Yo” externo e interno que en el No dos no puede existir.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues es muy curioso lo que dices porque para no pretender enseñar nada, no paran de dar conferencias y escribir libros. Seguidores los tiene. Son esos seres que acuden una y otra vez a sus conferencias, acuden a sus casas, compran sus libros y siguen sus webs. Me parece estupendo que quieras desvirtuar la realidad.
    Por otro lado los maestros advaita sin dan pasos a seguir, no todos, pero otros recomiendan el sadhana, dan indicaciones etc, etc.
    Tolle no habla de ningún yo interno, en todo caso habla del falso yo.
    Te agradezco tus puntualizaciones sobre la inexistencia de un yo. Tu no haces nada, no naces, no mueres. Todo eso son palabras huecas sin la experiencia intima. Tu discurso me recuerda al cierto tipo de zen, no recierdo ahora su nombre, que dice, "como ya somos Buda, no hay nada que alcanzar". Una cosa es que lo seamos por alguien te lo ha dicho, en este caso el Advaita, pero la cuestión es, esto mismo lo has descubierto tu misma? lo sabes por experiencia directa? Si la respuesta es no, sigues escuchando el canto, el canto de la ignorancia.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Pedro he intentado explicar la visión del Advaita Radical que por su propia naturaleza del lenguaje se orienta a un discurso que se posiciona desde lo nuomenico, situando al resto por simpatía en lo fenoménico, por tanto dual como por ejemplo E.Toole.

    Esto no es mas que un juego didáctico, sin importancia. No soy yo quien dice que no hay nadie, si no el Advaita radical. No es mi discurso es el del Advaita. No es mi experiencia directa, es la que transmite el Advaita puro.

    A mi personalmente lo que me gusta es escuchar los cantos de Tolle, de Parsona, de Carse, de Einstein, de San Juan de la cruz, de muchos, lo de si esos cantos son ignorantes o son inteligentes, o si sirven para algo mas.....

    Te lo dejo a ti Pedro.

    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Otro para ti Isa.


    Una vez visto el video de Tony Parsons criticando la enseñanza de Eckhart Tolle, se pueden extraer muchas cosas interesantes. Haré de abogado del diablo.
    A Eckhart Tolle seguramente le importe un pimiento estas críticas, no es la primera vez que lo hacen. Sería extraño que no las hubiera cuando es tan conocido y hay tanto mente-pollo por el mundo, como es el caso del vendepeines charlatan de Tony Parsons que mezcla churras con merinas.

    Este personaje me hace mucha gracia, porque en los pocos videos que he visto de él, siempre afirma que Tony Parsons no existe. Seguramente cuando alguien lo llame por su nombre ni se gire ni conteste, vamos, que estará tan inmerso en su Totalidad que se hará el sordo. No entiendo esa cansinez en repetirlo una y otra vez en todas las entrevistas que he visto. La lástima es que no lo tenga delante para soltarle una patada en toda la espinilla.
    Si algún dia te iluminas y tu madre te pregunta "¿qué hora es?", dile la hora, no te comportes como un imbécil y le contestes: "mamá, el tiempo no existe". Asi se comporta Tony. Por lo visto su iluminación ha sido tan grande que todavía no ha tenido tiempo para integrarse en el mundo de las formas, del espacio y el tiempo.

    Continua Tony echando mierda al señor Tolle, diciendo que gracias a su enseñanza la gente sigue buscando y que Tolle anima a la gente a convertise en otra cosa.
    A ver señor Tony, ¿Vd. ha leido o escuchado siquiera a Tolle?, ¿seguro que no se bebió una botella de vino antes de escuchar su enseñanza? ¿o fueron dos botellas?
    Viéndole en el video como se bebe el líquido que hay en el vaso como si no hubiera un mañana y como mira el reloj, deseando terminar la entrevista, no me extraña que haga esas afirmaciones.
    Eckhart Tolle jamás ha dicho eso ni de lejos y menos insinuarlo. Su enseñanza nada tiene que ver con convertirse en algo, ni en buscar nada, y quien entienda lo mismo que Tony no se ha enterado de nada. La lástima es que el periodista o quien sea no le insiste en que fundamente lo que dice, o le pregunte en qué se basa para decir lo que dice. Tony no podría señalar ni una palabra de Eckhart, ni una línea de sus libros, donde diga semejante estupidez. En todo caso podría señalar a su propia mente-pollo que lo malinterpreta, no entiende lo que dice y se saca de la manga lo que le viene en gana.
    En el Advaita hay maestros brillantes, desde luego, pero este Tony ya chochea y es toda una referencia...ENTRE LA PAJA.



    ResponderEliminar
  7. Todo es no-dual. En este sentido, resulta claramente contradictorio que Tony Parsons se preocupe tan insistentemente en diferenciar la dualidad (supuestamente de Tolle) de la no-dualidad (supuestamente de él mismo, Parsons). Porque al ser todo Uno, esas diferenciaciones son irrelevantes y puramente mentales. El solo molestarse en hablar de espiritualidad ya es dual: como dicen los semiólogos, el lenguaje ya implica un objeto de referencia, interlocutores, un mensaje y un canal de comunicación. Todo eso fractura el Uno.

    Aquí en occidente nos tomamos demasiado en serio las diferentes posturas adoptadas por cada uno. Tantos siglos de dogmatismo cristiano nos ha marcado culturalmente. Nos pasamos la vida intentando sacar punta a nuestras supuestas diferencias ideológicas, sin darnos cuenta de que en la mayoría de casos se complementan entre sí. Cuando estuve en la India, comprobé gratamente que si charlando con alguien manifestabas alguna discrepancia, ese alguien (hindú, claro está), intentaba entender tu postura para seguidamente profundizar en la suya propia y demostrarte que en el fondo tú y él estábais de acuerdo.

    Desde mi punto de vista, las polémicas espirituales son estériles. Nadie abarcará nunca el Todo con su pensamiento o su palabra. Lo importante es la divina vivencia impersonal que subyace a toda postura espiritual. Por tanto, está muy bien (¡pero que muy bien!) lo que dice Tolle. También está bien lo que dice Parsons, la postura de la forera Isa también está muy bien, las ganas de darle una patada en la espinilla a Tony Parsons por parte de Pedro también está bien (siempre y cuando no lo lleve a la práctica, y sé que no lo llevará) y mi postura de que toda discusión espiritual es estéril también está bien. También estará bien si alguien opina todo lo contrario a lo que yo digo. Pero, a pesar de ello, creo que seguiré manteniendo mi postura tendente a la armonía, a ver que las espiritualidades se complementan unas a otras y a considerarlas diferentes puertas de acceso a la iluminación. Porque considero que occidente ya ha vivido demasiadas guerras de religión

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno tu comentario. Estoy de acuerdo contigo. A mi también me parece muy bien tanto la enseñanza de Eckhart Tolle como la de David Carse o de Tony Parsons. Sus maneras diferentes de comunicar lo que es tan difícil transmitir con palabras, me parecen muy bien y se complementan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El Todo siempre puede ser dividido en dualidades. Siempre puede abstraerse su ying y su yang y las dos partes son verdaderas, por lo menos a nivel metafísico (otra cosa diferente es a la hora de hacer juicios sobre cosas "materiales"). En este sentido, tan verdadero es decir que los libros de todos estos autores son útiles para iluminarse, como decir que leerlos costituye una pérdida de tiempo, ya que solo enredan palabras sin sentido. Últimamente, esta segunda postura me parece la más razonable, aunque solo sea porque es la más barata (uno se ahorra tiempo y dinero en libros). Si bien, como sabes, la postura contraria también me parece fantástica para el que la quiera.

    Sobre David Carse no había hablado aun: lo que dice también puede ser iluminador, si bien creo que la contraportada del libro exagera los méritos del contenido. Promete más que ninguno, cuando no aporta casi nada que no hayan ya dicho Parsons, Foster y compañía. De manera, por lo menos, tan lúcida como él y más ordenada y agradable, dicho sea de paso. Aunque, eso sí: Carse destila una autocomplacencia y un egocentrismo que rayan lo supino. A pesar de que torpemente lo quiera disimular, haciendo como que intenta quitarse importancia sin poder conseguirlo. Igualmente, sus juegos de palabras y sus psicologías inversas me parecen demasiado repetitivas. Sí. La iluminación es paradójica. Ya nos habíamos enterado. ¡Pero no hacía ninguna falta dedicarse todo el libro a mostrarlo y remostrarlo con enredos lingüísticos de lo menos originales y de lo más aburridos!

    Al comenzar el libro dice que no vale la pena leerlo. Yo entendí que, según él, no valía la pena comprárlo. Le hice caso y me lo descargué gratuitamente de la red. Al leer su contenido pude verificar que el autor tenía razón. La verdad es que agradecí que me ahorrara un gasto inútil en este sentido. No me aportó casi nada a nivel espiritual y nada en absoluto a nivel literario (si excluimos las citas textuales que hace de sabios clásicos).

    Como ves yo también puedo ser crítico. Estoy en el ying y en el yang. A las duras y a las maduras. Aunque intentando que el amor y la verdad inefable triunfen frente a cualquier obstáculo. Si viera a Carse,le daría la mano y mi enhorabuena por su éxito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar