martes, 13 de octubre de 2015

SOBRE EL SILENCIO (IV). MOOJI.

Cuando un ser humano puede soportar su propio silencio, está libre.


Reconoce el silencio natural de tu propio Ser.
El silencio no es un comportamiento.
El silencio no es una práctica.
Es el perfume natural del ser.
Tratar de permanecer quieto no es la quietud.
Encuentra esa quietud dentro de ti que simplemente Es.
No hay nadie para practicarla.
Solo se puede reconocer.
Está aquí.
No se esconde.
No se apresura.
Simplemente deja de identificarte con el pasado,
futuro, presente o con cualquier imagen personal de ti.
Mantente abierto a ser nada.
Ninguna cosa. De manera que simplemente en tu interior seas como un espacio.
Pero este espacio no es inerte, sino un espacio lleno de vitalidad.
- Aún así, no te definas como vitalidad.
No te definas para nada.
Simplemente permanece en la propia atención natural.
Se consciente ahora de ese silencio y ese espacio que no requiere esfuerzo.
Tú no sabes si está adentro o afuera.
No hay borde, no hay frontera para tu ser.
Confirma esto.


Manteniéndote en Silencio o Silencio espontáneo:









No hay comentarios:

Publicar un comentario