lunes, 26 de enero de 2015

HISTORIAS (II). GANGAJI.

¿Te cuentas historias? ¿Son historias sobre lo que tiene o no tienes, lo que necesitas o no necesitas? ¿Son historias sobre tu libertad, tu aprisionamiento, tus carencias, tu riqueza, tus penas, tus alegrías? ¿¿Son historias sobre quién eres, sobre quiénes son los demás? ¿Son historias sobre lo que tiene que cambiar, sobre lo que tiene que seguir igual, sobre lo que está bien y lo que está mal?
¿Estás dispuesto a dejar de contar tu historia personal? ¿Estás dispuesto a decir la verdad respecto a si estás dispuesto o no?
Cualquier cosa que te cuentes a ti mismo, por más terrible o grandiosa que sea, es una historia.
Normalmente, despiertas por la mañana y retomas la historia de quien eres. Puede que hagas alguna práctica de meditación, pero la verdadera práctica es la historia continuada de quien eres.
Contar su historia personal es la religión fundamental de la mayoría de la gente. Si puedes reconocer cuál es tu historia, entonces tu consciencia será mayor que tu inconsciencia. Puedes ver cuál es tu historia y dejarás de confundirla con la realidad.
Tu verdadera identidad no es una historia.
¿Cuál es mi historia? Cualquiera que sea tu respuesta, ¿puedes admitir la posibilidad de que todo ello no sea más que una historia? No es correcta ni equivocada; simplemente no es real. Experimenta la posibilidad de su irrealidad. Deja que tu conciencia vuelva a caer en el espacio donde no hay historias, donde no hay pensamiento.
Cualquiera que sea mi historia, siempre está compuesta únicamente de pensamiento.
Intentar librarse de la historia personal sólo es una nueva versión de la historia, otro ejemplo del poder que tiene la mente para controlar.
El diamante en tu bolsillo. Gangaji. Págs: 64, 65, 66, 67, 68.

Gangaji.  La Verdad de Quien Eres Ya es Tuya:

No hay comentarios:

Publicar un comentario