lunes, 22 de diciembre de 2014

EL ZEN DE LA CALLE. ISSAN DORSEY.

Como conté en otro de mis anteriores escritos, he leído un montón de libros sobre zen y hace ya tiempo llegué a un punto de total saturación en el que dejé de leer nada más sobre el tema, y mucho menos comprar libros. Tenía que ser algo verdaderamente fuera de lo común para que me lo planteara. Y esto es lo que pasó cuando vi en la estantería de una librería un libro que se titulaba EL ZEN DE LA CALLE (ediciones i), bueno, más bien cuando leí el comentario de la contraportada, que decía: 

“EL ZEN DE LA CALLE es la irresistible historia de Issan Dorsey, un carismático pionero del zen americano: Drag queen, yonqui, alcohólico, líder de comuna y, finalmente, maestro budista.”

Casi nada. ¿Cómo resistirse a comprar y leer semejante libro? Yo, desde luego, no. Así que lo compre, lo leí y, ciertamente, no me decepcionó.

“Issan Dorsey, discípulo de Shunryu Suzuki roshi, en 1989, tras veinte años de práctica zen, se convirtió en el abad del Centro Zen de la calle Hartford de San Francisco, donde fundó el Hospicio Maitri para ayudar a pacientes con SIDA. EL ZEN DE LA CALLE surge de una docena de entrevistas que David Schneider le hizo antes de su muerte en 1990, y de su amistad durante casi veinte años.”

Cuando terminé de leerlo comprendí de qué iban esos extraños carteles que alguna vez había leído en Zaragoza y en Madrid de “grupo zen de gays y lesbianas”, de dónde venía el interés por el zen de estos colectivos. Y es que Issan Dorsey se convirtió en una leyenda para la comunidad gay de San Francisco y de EEUU, y posteriormente su fama se trasladó también a otros países.

El libro de David Schneider, además de una biografía de Issan Dorsey, es también una crónica sincera de la historia del budismo zen en EEUU, sin ocultar su cara “b”. Así que lo recomiendo para todo aquel que, como yo, está ya cansado de leer libros con las típicas historias zen.

Vídeo de 20 segundos de Issan Dorsey: https://www.youtube.com/watch?v=dITn8QDfcTE


ZEN NOIR. Película del año 2004, dirigida por Marc Rosenbush.
Un detective, todavía de luto por la pérdida de su esposa, investiga una misteriosa muerte en un templo budista, pero sus habilidades de resolución de crímenes lógicas, son inútiles en el mundo intuitivo, no lineal del Zen. 
Esta película es tan original como el libro que recomiendo, el problema es que es difícil de encontrarla subtitulada en Internet. Pero bueno, no es imposible.
Aquí va el trailer en inglés:

1 comentario:

  1. Ver lo esencial en cada uno, no sólo en un maestro zen...esa verdad inefable y misteriosa de la vida manifestándose en cada persona...en ese lugar no caben prejuicios, etiquetas ni "me gusta" de facebook según lo que me puede dar cada uno...y llevar esa visión también a familiares, desconocidos y aparentes enemigos...

    ResponderEliminar