lunes, 6 de octubre de 2014

SOBRE EL SILENCIO (III). ADYASHANTI.

Todos estamos familiarizados con el silencio fabricado, que es un silencio muerto. Si has estado en grupos de meditación, probablemente habrás experimentado el silencio fabricado. Es el silencio que resulta de la manipulación de la mente. Es un silencio falso, pues está fabricado, controlado.

El silencio genuino es tu verdadera naturaleza. Si lo piensas, no se trata de estar en silencio, sino de ser silencio. Deja de pensar en el silencio como ausencia de ruido.

El pensamiento rompe la unidad en pedazos para que la mente pueda analizarla. Pero el silencio la unifica.

Si buscas el silencio para evitar alguna sensación, entonces no experimentarás el verdadero silencio.

En el interior descubrirás que el silencio es el maestro supremo. Es el único maestro que no te hablará.

La presencia del silencio abre el cuerpo y, si lo permites, se cuela en ti igual que el agua en una esponja.

La paz y el silencio que quería conseguir estaban ya ahí. Lo único que tenía que hacer era dejar de intentar llegar a esa paz y a ese silencio. Lo único que tenía que hacer era sentarme y permitir que mi experiencia fuese la que fuese.

Este Ser sin imagen, llámese iluminación, conciencia o apertura, es muy silencioso.

Descubre qué sucede cuando te entregas a la paz que ya es, al silencio que ya es.

ADYASHANTI


ADYASHANTI. SILENCIO:
https://www.youtube.com/watch?v=nqrBPvfTG0I

1 comentario:

  1. Buenooo. Gracias por compartir José Luis.
    "La presencia del silencio abre el cuerpo y, si lo permites, se cuela en ti igual que el agua en una esponja." :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar