lunes, 15 de septiembre de 2014

EL GRAN TEATRO (I). NATHAN GILL.

Vista desde la claridad, la vida tiene el aspecto de una gran representación teatral. Tú - Conciencia - representas todos los papeles y, como eres parte del guión, los sueles representar sin conocer tu verdadera identidad. Sin embargo, a veces y dentro del espectáculo, se produce un reconocimiento de tu propia naturaleza.

Cuando reconoces que tu verdadera naturaleza es Unidad - UNA SENCILLA PRESENCIA -, ¿Qué necesidad tienes de entenderla? La presencia es lo que existe. Todo es tal y como es: los personajes que aparecen, las historias que se montan, los terremotos y las tragedias, las grandes alegrías y absolutamente todo lo demás. Esa es la representación teatral, dentro de la cual, cuando se produce la identificación con el personaje, un montón de cosas pueden parecer importantes pero, en realidad, nada lo es. Sólo son importantes desde el punto de vista del guión de esa representación.

Lo que existe, ahora mismo, es perfección: el presente no surge de ningún pasado ni conduce a ningún futuro. Todo aparece en el momento presente en la consciencia en forma de representación teatral.

Lo más delicioso de esta vida - de esta representación teatral - es el hecho de que la Conciencia se manifiesta con la forma de todas las cosas: siempre está apuntando hacia sí misma y siempre está deleitándose en sí misma.

Esta aparente separación en forma de personaje es la película actual de la Unidad. La Unidad se manifiesta en el presente en forma de todos y cada uno de los personajes. El chiste consiste en que aquí hay una habitación llena de personajes que conversan sobre la Unidad, la búsqueda de la Unidad: todo ello 'constituye' la manifestación inmanente 'de' la Unidad 'en forma de' todos estos personajes.

Nathan Gill


Una muy triste noticia acerca de Nathan Gill. Tuve la oportunidad de charlar largo y tendido con Nathan en varias ocasiones mientras trabajaba en mi libro 'Una Ausencia Extraordinaria', hace algunos años. Él era un hombre encantador, amable, directo y con un brillante sentido del humor. Hoy se ha disuelto nuevamente en el infinito, su verdadero hogar, y su breve aparición en esta Tierra se extrañará, se honrará y seguirá siendo recordado y querido por todos lo que lo conocimos.
Descansa en paz, mi querido amigo... Fue muy bueno haberte conocido.
Jeff Foster
Traducido al español y compartido por Tarsila Murguía y Luis Granados.



1. La consciencia no necesita un "cambio energético":

Traducido por Paqui Díez, revisado por Rafael Díez y subtitulado por Luis Granados.

1 comentario:

  1. Qué poco da de sí una vida si se vive soñando el sueño del personaje de esta obra de teatro que representamos una y otra vez enajenados del Ser...sin embargo estar en la Vida Una no requiere tiempo, intención, inteligencia, propósito, voluntad...
    Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar, que es el Ser... (haciendo un juego de palabras con permiso de Jorge Manrique)

    ResponderEliminar