lunes, 2 de junio de 2014

SOBRE EL SILENCIO (I). GANGAJI

La enseñanza esencial de este linaje de Papaji y Ramana es la del Silencio. El Silencio que está antes de cualquier historia, durante cualquier historia y después de que todas las historias se han acabado. Esa consciencia silenciosa es tu naturaleza. Está siempre presente. Está siempre completa en si misma. Es, por su propia naturaleza, consciente, libre y despierta.
Como ser humano tienes la capacidad de reflejarte en aquello que es la fuente de tu atención, aquello que da a tu atención su capacidad de atender. Esa fuente es el cielo infinito de la espaciosa consciencia silenciosa. En cualquier momento de tu vida, tienes todo el permiso de simplemente estar silencioso, de simplemente estar en calma…de parar.

Cuando toda la actividad mental en torno a quién te crees que eres se detiene, se abre una grieta en la autoridad de la percepción, en la estructura de la mente. Te invito a entrar a través de esa grieta. Entra a través de esa abertura. Cuando lo haces, la mente ya no está llena de su última auto-definición. En ese momento, sólo hay silencio, y en ese silencio, es posible reconocer la realización absoluta:... la verdad de quien eres.

Todo lo que aparece, o ha aparecido alguna vez, aparece en el silencio. Todo lo que existe, existe en el silencio. Todo lo que desaparece, desaparece en el silencio. Este silencio siempre presente es lo que eres.

Mi mensaje central:

3 comentarios:

  1. La analogía del silencio es muy hermosa. Las palabras surgen del silencio y vuelven a él. Nosotros nos identificamos con las palabras pero somos el silencio sobre el que aparece la palabra, por la gracia del verbo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la entrada. Muy hermosa. El silencio....

    Un abrazoo

    ResponderEliminar