martes, 20 de mayo de 2014

HOGUERA. MOOJI.

Todo el mundo está invitado a esta hoguera.
Arroja todas tus preguntas.
Arroja también todas tus respuestas.
Arroja todas tus preocupaciones.
Ten todo ese coraje.
Di, ya no tengo más tiempo para respuestas.
Pon todo en este fuego.
Y además hazlo ahora.
Esta es la manera instantánea.
Arroja todo ahora.
No práctica, no filosofía.
Pero, ¿quién puede hacerlo? ¿Ves?
Ten disposición a estar completamente vacío.
No seas ni siquiera una mujer o un hombre.
No seas un buscador.
No seas nada.
No digas más plegarias.
No cantes más mantras.
No vayas a más peregrinaciones.
Déjalo todo, porque hasta ahora incluso tu búsqueda es una evasión,
otra excusa de tu mente para no descubrir la verdad siempre presente.
Nuestras mentes quieren decir mucho acerca de la verdad.
Pero nada de lo que dice es verdad.

Estas aquí antes que la mente.
Conoces sus maneras.
Esto es por lo que yo digo
arroja todo al fuego ahora mismo.
Mis palabras parecen muy drásticas,
pero son totalmente poderosas.
¿Por qué seguir dando vueltas 

con la mente cargada a la espalda?
Sacrifícala y marcha libre.
Mooji.


Satsang de Mooji grabado recientemente en Monte Sahaja, el ashram que está construyendo en Portugal:
https://www.youtube.com/watch?v=2mDPzqtRHeY

4 comentarios:

  1. para qué seguir dando vueltas con la mente cargada a la espalda?
    Gracias! gasso.

    ResponderEliminar
  2. Arrojar al fuego todo lo arrojable. En este mismo momento.

    ResponderEliminar
  3. Pre escribir poéticas metáforas de transformación, es como vender aire. A todo el mundo les gusta los adornos que envuelven al aire, pero solo es eso, aire.

    "Arroja todo al fuego", yo diría que basta con arrojar las palabras de MOOJI, pues vendrá el mañana, y nada habrá cambiado, excepto que alguien compro aire.....de un mercader de lo espiritual.

    De esto viven.

    ResponderEliminar
  4. Como llamas que se elevan desde un mismo fuego...danzando como en la sema sufi...despiertos.
    Al principio los textos advaita me parecían abstrusos, redundantes, incomprensibles o aburridos. Con el tiempo me parecieron interesantes y fascinantes...ahora ya no hacen falta libros salvo para disfrutar del reflejo en otra conciencia de esa unidad que somos...
    Y la poesía es un buena para referirse a lo que es inefable pero tan real y tan cercano.
    ...Sólo siento que me han sobrado palabras, amigos.

    ResponderEliminar