lunes, 20 de enero de 2014

DE LA ERA DEL GURÚ A LA ERA DEL AMIGO.

Recientemente, un gurú me confesó: "¡Sabes, cuando dejé de creer que estaba iluminado y otros no, me divertí mucho dando satsang!" La era del gurú se ha terminado. Esta es la era del amigo. El mensaje del auto-conocimiento y la liberación está superando la capacidad de cualquier gurú de contenerlo. La gente ha ido descubriendo que el mensaje es independiente del mensajero. El mensaje se ha separado de la vieja puesta en escena, exclusivista y privilegiada. Ya no tiene que viajar hacía abajo desde una jerarquía. Estos días se comunica horizontalmente de persona a persona.

Por supuesto, todavía hay gurús. Habrá gurús mientras haya amigos. Siempre habrá algunos gurús capaces de servir como maestros maravillosos e inspiradores. Pero en estos días el amigo está prestando cada vez más los mismos servicios. El amigo está extendiendo el mensaje del auto-conocimiento, abriendo los corazones con bondad, e inspirando a otros con entusiasmo.


Transformando el modelo de gurú

El giro del gurú al amigo no es sólo una cuestión de inspiración, sino que también es una cuestión de información. Tenemos un acceso más libre a lo que antes era más selectivo y cerrado. El mensaje del auto-conocimiento ha llegado a las partes interesadas siempre que hay comunicación. Y esta comunicación ya no necesita pasar por la frecuencia del gurú de banda estrecha, sino que se ha desbordado y se ha convertido en banda ancha.
Esto ha provocado que el propio modelo del gurú se transforme en algo más democrático y descentralizado. Hay más maestros con menos carisma. En California, la oferta supera a la demanda hasta el punto de que un estudiante puede elegir entre una variedad de retiros en un fin de semana. Los líderes de los retiros han tenido que reducir sus tarifas para mantener la competitividad. Y luego, durante la semana siguiente, los estudiantes envían por e-mail las enseñanzas a todos sus amigos, que luego se las dan a otros.
Las connotaciones de la palabra "gurú" están cambiando. Tradicionalmente esta palabra sánscrita era interpretada para designar al disipador (gu) de la oscuridad (ru). Era comprendida en primer lugar en términos personales, y el gurú era reverenciado como una encarnación de Dios – un canal sagrado y exclusivo para la auto-realización. En estos días, la metáfora se ha perdido. La gente ya no acepta la imagen de que están en la oscuridad hasta que son asistidos por un ser humano supuestamente perfeccionado. En los círculos espirituales, la palabra "gurú" es cada vez más aceptada para señalar al yo más íntimo del buscador.


La exclusividad no es políticamente correcta

Ya no puede la gente creer que la liberación sólo habla tibetano, o que el mundo fue creado a partir de sílabas sagradas en sánscrito. La gente está diciendo: "Si no se puede decirse en mi idioma, entonces no es tan universal como se pretende". Incluso en fecha tan reciente como hace treinta años, los buscadores de la auto-conciencia tenían que realizar un costoso viaje hasta la India o los Himalayas para ver a alguien que pudiera impartir un mensaje de liberación. En nuestros días hay muchas rutas: Barnes & Noble, Borders, Amazon, Yahoo, Google, teléfonos móviles y BlakBerries.
Las enseñanzas que estaban limitadas a unos pocos elegidos están siendo compartidas alegremente entre amigos en cualquier idioma. Décadas atrás, había que ir a los ashrams o templos y tal vez esperar tres días antes de que los guardas te dejaran entrar. Ahora, el mismo mensaje se puede encontrar en cafeterías, salas de estar, ciber-chats e incluso en las cárceles. Algunos de los gurús más jóvenes están comenzando a adaptar sus enseñanzas a este nuevo tono democrático. Se han retirado de la posición de exclusividad y se han acercado a celebrar la amistad y la ordinariez iluminada. En cambio otros gurús son intransigentes y se adhieren a la vieja escuela.


Imperfecciones e información

Las figuras públicas son ahora bastante comunes. Sabemos más acerca de más personas. Vemos todas sus imperfecciones e indiscreciones. Esto es inevitable en la infocultura que predomina hoy, donde los mismos blogueros y paparazzis se hacen famosos. El viejo modelo del gurú no puede sobrevivir a esta cantidad de información. De acuerdo a las anteriores versiones exaltadas del modelo de gurú, el gurú es un único y quizás perfecto ejemplo de humanidad. Tal vez la divinidad con un ropaje humano provisional. Algunos han llegado a decir que el gurú está más allá de Dios. Pero a medida que aumenta la información, se hace mucho más difícil que esta imagen sobreviva. La perfección superior se ha convertido en comedia inferior con cada nueva revelación sobre gurús vegetarianos sorprendidos comiendo chili-burgers, gurús célibes descubiertos teniendo relaciones con sus encargadas de relaciones públicas, o gurús milagrosos fotografiados con baratijas en los pliegues de sus mangas.
La información sobre los gurús abunda en formas que eran impensables hace un tiempo. Hay información muy cercana y personal en libros tales como Feet of Clay, Mother of God, o Enlightenment Blues. Hay sitios web como el famoso Nonduality.com de Jerry Katz, que ha ayudado a deconstruir el viejo modelo del gurú gracias a su amplitud de expresión, y por listados de tantos gurús, incluyendo personajes literarios y cinematográficos. Luego está la página web de Sarlo's Guru Ratings, que libremente da puntuaciones subjetivas y personales a los gurús, junto con sus anti-sitios donde es posible. También está Jody Radzik, que durante años ha sido como una mosca en la sopa, recordando a la gente que la imagen de perfección de un gurú es creada por las idealizaciones del estudiante. Recientemente Jody ha aparecido con guruphiliac.org, un blog noticioso con información de sitios-refugio de gurús y otras primicias que hacen que sea mucho más difícil de idealizar al gurú.

No hay pérdida de energía

¿Se diluye el mensaje de liberación si llega hasta ti a través del empleado de turno de noche del local 7-11? ¿No es mejor ir directamente a la fuente? Cada vez más personas están diciendo "No - la fuente está en todas partes". La gente está entendiendo la liberación como algo que puede ser comunicado por cualquiera, con cada respiración. Se alzan banderas rojas cada vez que alguien reclama que sólo ciertas personas pueden ser portadoras de mensajes. El mensaje puede venir del supermercado del barrio, y la gente está viendo ahora que es el mismo mensaje que viene del viejo sabio barbudo en la cima de la colina. Hay un brillo en sus ojos, porque él también lo sabe.
Dr. Gregory Goode

6 comentarios:

  1. Se avanza así en contra de la tendencia acomodaticia de la persona a depender de un gurú, y de los peligros que ello trae consigo.

    ResponderEliminar
  2. sin embargo, aunque haya leido muchos mensajes, y visto muchos videos de enseñanza...si no me siento en silencio...la práctica a la que acompaña el maestro es incomparable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, Lucía, sigue sentándote en silencio. Yo también lo hago.

      Eliminar
  3. todo esto es genial, apoyo la moción. Pero creo que hemos dejado a un lado el problema del Gurú para absorver el problema de "las traducciones". En el afán de aplicar las traducciones correctamente, se desvirtúa. Y acabamos con una filosofía ancestral en nuestras manos y queremos colocarla en nuestro "estrecho" cajón teísta etiquetado como "cosas a las que agarrarme que vienen de oriente". No se si me expliqué bien, pero creo que el mensaje que quiero comunicar se ha entendido. Gracias y felicitaciones por el blog.

    ResponderEliminar