miércoles, 11 de diciembre de 2013

JARDINES ZEN (I)

En Japón hay infinidad de jardines, pero los más bonitos, antiguos, y también los más visitados están en Kyoto, la que fue capital durante diez siglos y la que está considerada como la capital cultural de la nación. Varios de sus jardines tuve ocasión de visitarlos cuando viajé a Japón hace años.
Dar a conocer estos preciosos jardines es mi pequeño grano de arena (grano de arena de jardín zen, en este caso), mi contribución en este blog al año dual Japón-España que estamos celebrando.


RYOANJI. Famoso por su jardín zen, que es considerado uno de los más notables ejemplos de "paisaje seco". Rodeado de muros bajos, un arreglo de 15 rocas se asienta sobre grava blanca rastrillada. No hay nada más, ni colinas, ni árboles, ni estanques ni fuentes. 


KINKAKUJI. El fabuloso Pabellón Dorado se encuentra en uno de los primeros lugares en la lista de visitas de quienes acuden a Kyoto. Sorprendentemente pequeño y delicado, se encarama al borde de un gran lago, perfectamente reflejado en sus aguas. Los muros, columnas y aguilones de los dos pisos superiores están totalmente cubiertos de oro. En el pináculo del tejado hay un ave fénix de oro. Construido en 1394, el Kinkakuji fue originalmente un pabellón de recreo para el shogún Yoshimitsu y no tenía nada que ver con el zen. A su muerte, se convirtió en un templo zen. En 1950 un monje joven lo incendió y el edificio actual es una fiel reconstrucción.


NANZENJI. En el centro de este famoso e imponente templo zen está el jardín del Tigre que Salta, un sereno espacio de arena rastrillada y rocas, una de las cuales se parece a un tigre en actitud de saltar.

SAIHOJI. Entrar en su jardín de musgo es como acceder a un bosque encantado. Diseñado en 1339 por el gran sacerdote zen Soseki Muso (1275-1351), antiguamente fue tan austero como el jardín de Ryoanji. Luego, el musgo empezó a crecer. Ahora hay más de 100 variedades, que forman una alfombra de rica textura por debajo de los brillantes arces y da su nombre popular al lugar: Kokedera (Templo del Musgo).












SHOKOKUJI. Uno de los templos principales de la escuela zen Rinzai.


1 comentario:

  1. Preciosos jardines que transmiten paz, plenitud y calma.
    Cuanta belleza y sencillez existe dentro de la armonía.

    ResponderEliminar