domingo, 15 de diciembre de 2013

GRACIA Y CORAJE. KEN WILBER.

Ken Wilber es uno de los principales investigadores teóricos de la psicología transpersonal. Está considerado una autoridad mundial en el estudio de la conciencia, habiendo realizado una inapreciable síntesis de las disciplinas de la moderna psicología, las corrientes filosóficas y ls grandes tradiciones espirituales del mundo estero.
En 1983, Ken Wilber conoció a Treya (Terry Killam), e inmediatamente se produjo entre ellos un “reconocimiento” mutuo. Tras un breve noviazgo contrajeron matrimonio, pero su felicidad pronto se vio truncada cuando a Treya se le diagnosticó un cáncer. Su luna de miel discurrió en un hospital, iniciándose así el atribulado periplo de cinco años que la pareja viviría hasta la muerte de tan excepcional mujer.
En GRACIA Y CORAJE el vibrante diario de Treya se va entrelazando con las profundas reflexiones de Ken, dando lugar a un relato vivamente humano que transmite el impacto que esta experiencia supuso en la vida de la pareja y que les llevó al cuestionamiento de sus convicciones espirituales ante la realidad de la enfermedad y la muerte.
Es esta una obra inapreciable de espiritualidad “real”, que pone en tela de juicio la visión de la “Nueva Era”, que presenta los aspectos esenciales de las grandes tradiciones  de sabiduría del mundo entero, y que invita a la sanación, a la totalidad y a la armonía, a la aceptación del sufrimiento y a la entrega final.


GRACIA Y CORAJE (Gaia Ediciones) es uno de los libros más valiente, sincero y honesto que he leído. El tema que trata es triste y duro. De entrada, no es muy atrayente. Cuesta comprar el libro y ponerse a leerlo. Algo dentro de uno se resiste a hacerlo. Sin embargo, en él se encuentra el mejor Ken Wilber: Sabiduría con corazón. Es a la vez profundo, vivencial y de una gran intrepidez interior. Un libro imprescindible.

 ENCONTRANDO TU YO VERDADERO, un vídeo de Ken Wilber en el que, entre otros, cita a Ramana Maharshi y a Eckhart Tolle:



miércoles, 11 de diciembre de 2013

JARDINES ZEN (I)

En Japón hay infinidad de jardines, pero los más bonitos, antiguos, y también los más visitados están en Kyoto, la que fue capital durante diez siglos y la que está considerada como la capital cultural de la nación. Varios de sus jardines tuve ocasión de visitarlos cuando viajé a Japón hace años.
Dar a conocer estos preciosos jardines es mi pequeño grano de arena (grano de arena de jardín zen, en este caso), mi contribución en este blog al año dual Japón-España que estamos celebrando.


RYOANJI. Famoso por su jardín zen, que es considerado uno de los más notables ejemplos de "paisaje seco". Rodeado de muros bajos, un arreglo de 15 rocas se asienta sobre grava blanca rastrillada. No hay nada más, ni colinas, ni árboles, ni estanques ni fuentes. 


KINKAKUJI. El fabuloso Pabellón Dorado se encuentra en uno de los primeros lugares en la lista de visitas de quienes acuden a Kyoto. Sorprendentemente pequeño y delicado, se encarama al borde de un gran lago, perfectamente reflejado en sus aguas. Los muros, columnas y aguilones de los dos pisos superiores están totalmente cubiertos de oro. En el pináculo del tejado hay un ave fénix de oro. Construido en 1394, el Kinkakuji fue originalmente un pabellón de recreo para el shogún Yoshimitsu y no tenía nada que ver con el zen. A su muerte, se convirtió en un templo zen. En 1950 un monje joven lo incendió y el edificio actual es una fiel reconstrucción.


NANZENJI. En el centro de este famoso e imponente templo zen está el jardín del Tigre que Salta, un sereno espacio de arena rastrillada y rocas, una de las cuales se parece a un tigre en actitud de saltar.

SAIHOJI. Entrar en su jardín de musgo es como acceder a un bosque encantado. Diseñado en 1339 por el gran sacerdote zen Soseki Muso (1275-1351), antiguamente fue tan austero como el jardín de Ryoanji. Luego, el musgo empezó a crecer. Ahora hay más de 100 variedades, que forman una alfombra de rica textura por debajo de los brillantes arces y da su nombre popular al lugar: Kokedera (Templo del Musgo).












SHOKOKUJI. Uno de los templos principales de la escuela zen Rinzai.


domingo, 1 de diciembre de 2013

TRES EN EL CAMINO

Hace unos meses echaron en la 2 una película documental titulada TRES EN EL CAMINO. Ya tiene algunos años, es del 2004, pero hasta entonces no había sabido de su existencia. El problema es que la ponían a la una de la madrugada. Así que miré en Internet y resulta que estaba en youtube. La he estado viendo a plazos, ya que dura dos horas y media, y me ha gustado mucho. Va de tres personas que se proponen hacer el Camino de Santiago. Uno es un holandés, que se va andando desde Holanda, y lo hace en invierno; una chica brasileña, que lo hace en verano; y una chica japonesa haijin (escritora de haikus), que lo hace en primavera. También salen imágenes de sus lugares de procedencia. 

La japonesa, que se llama Madoka Mayuzumi y es muy conocida en Japón, escribió y publicó posteriormente un libro en Japón con los haikus que había escrito en el camino. Algunos de ellos los va recitando en la película. Lo tituló HOSHI NO TABIBITO, en español, LA PEREGRINA DE LAS ESTRELLAS. Qué pena que no se haya publicado en España. ¡Cómo me gustaría leerlo! Aquí va el último haiku que recita al final de la película:

Los caminos se separan
y vuelven a encontrarse
dentro y fuera del Camino.

En los albores del nuevo milenio, un asistente social holandés, una famosa poetisa japonesa y una chica brasileña han realizado el camino de Santiago y, de vuelta a sus países, miran hacia atrás hurgando en los recuerdos vividos. El viaje supone también un viaje hacia el interior de sí mismos, compartiendo un espacio físico y espiritual con millones de peregrinos que han hecho el camino desde la Edad Media. Laurence Boulting, firma esta obra a caballo entre el documental más puro y la película de ficción. Boulting hizo durante cuatro años un viaje por la Ruta Jacobea y conoció a tres peregrinos reales (ninguno de ellos intérpretes profesionales), a los que eligió para protagonizar la cinta.

TRES EN EL CAMINO: