domingo, 10 de noviembre de 2013

HAN SHAN, POETA Y ERMITAÑO ZEN (II)

Durante muchos años no pude encontrar más poemas de HAN SHAN traducidos al español. Hasta que en el 2008 la Editorial Hiperión publicó el libro titulado HAN SHAN. EL MAESTRO DEL MONTE FRÍO, que contiene 59 de sus poemas.

Dentro de mi casa tengo una cueva,
y en la cueva no tengo cosa alguna;
de un vacío imponente, limpia y pura;
su luz brillante como el sol destella.

Nutren mi humilde cuerpo las verduras,
preserva mi ilusoria forma un manto;
te cedo la aparición de mil santos:
yo tengo naturaleza de buda (pag. 93).


El último verso de este poema parece dar título al documental ENTRE NUBES BLANCAS.

Si anda el camino del Monte Frío,
las sendas del Monte no tienen cabo.
Los valles cría rocas imponentes,
y las copiosas aguas, densos prados.

El musgo se humedece sin que llueva,
los pinos gimen sin usar el viento…
¿Quién supera sus fatigas terrenas
para entre nubes compartir mi asiento? (pag. 87).

 Este poema me recuerda ese verso de LA NOCHE OSCURA, de SAN JUAN DE LA CRUZ, cuando dice: “dejando mi cuidado entre las azucenas olvidado”.

Me instalé en el Monte y cesaron los cuidados:
ya no ocupan mi mente pensamientos vanos;
más libre que las rocas donde inscribo versos,
me doy, cual barco sin amarras, a los hados (pag. 49).



Quienes contemplan hoy el Monte Frío
opinan todos que soy un demente;
que mi aspecto es indigno de mirarse,
que con harapos ando vestido…

Mas, si ellos mis palabras no comprenden,
yo no hallo en sus palabras el sentido.
Y para aviso de los caminantes
mejor será venir al Monte Frío (pag. 33).

4 comentarios:

  1. Gracias JOSE LUIS por regalarnos la hondura y simpleza del pensamiento de Han shan.

    Pasar de estar inmersa en esta cotidianidad, a la unica y verdadera realidad es situacion de privilegio, es asi como lo siento.

    ResponderEliminar
  2. Maravillosos poemas. Y maravillosa peícula a la que aludes "Entre nubes blancas".
    Gracias por compartirlo y por los tan acertado apuntes sobre los poemas.

    Un abrazo grande José Luis

    ResponderEliminar