martes, 25 de junio de 2013

COCINA ZEN (I). EDWARD ESPE BROWN.

Edward Espe Brown, discípulo del maestro zen Shunryu Suzuki (autor del reconocido libro “Mente zen, mente de principiante”), empezó trabajando de fregaplatos en el Zen Mountain Center de Tassajara y, pasado un tiempo, llegó a ser jefe de cocina. También lo fue posteriormente del mítico restaurante vegetariano “Greens” del Centro Zen de San Francisco.


“Cocinar no es un simple medio, que consume tiempo, para conseguir un fin, sino que es en sí mismo curación, meditación y nutrición. Trabajar con la comida, con tantas cosas vivas, también puede ser una expresión de sinceridad y reconocimiento. Honrando los ingredientes podemos llegar a dar, en la comida, lo mejor que hay en nosotros mismos y en los demás.
Muchas de nuestras dificultades individuales y sociales provienen de la compartimentación arbitraria de nuestras vidas. El trabajo es lo que hacemos para vivir, y tan a menudo no nos compensa, que se convierte en lago que evitar. Cocinar nos ofrece una metáfora un vehículo para hacer de nuestras vidas un todo: encontrar placer en trabajar con la comida en lugar de pensar que el placer llega sólo cuando termina el trabajo.
Ver la comida sólo como combustible o como una cosa es empobrecedor. El zen a veces se refiere a la iluminación o la realización como “lograr la intimidad”. No se puede ser más íntimo que con la comida; pues se convierte en nosotros. Lo denominado espiritual no puede separarse de lo denominado material”.
LA COCINA ZEN. Edward Espe Brown. Ediciones Integral.

El viernes pasado estuve con un buen amigo en casa también de una buena amiga, compañera de práctica de zen y cocinera de profesión, preparando una receta de “galletas zen” (ese nombre se lo he puesto yo) que viene en el libro. Aquí va el enlace de su blog en el que cuenta cómo las hicimos:  http://galleteriartesana.blogspot.com.es/

COMO COCINAR TU VIDA. Dirigida por Doris Dörrie.
Edward Espe Brown es un cocinero budista, mejor dicho, es un sacerdote zen, seguidor de la doctrina del maestro Dogen que, en 1283, escribió un tratado sobre la importancia de la comida. Su lugar de trabajo es la cocina, pero no cualquier cocina, sino las que hay en retiros y centros de budismo donde imparte clases y conferencias. Cocinar bien es cuidar de ti mismo y cuidar a los demás, dice el maestro mientras enseña a hacer pan o cuidar las viejas teteras con amor. Sus clases son lecciones de vida tanto como de cocina. Doris Dörrie deja que sea el maestro el que dicte el ritmo del documental.
La cámara solo interviene para mostrar en contrapunto la pérdida de tradición en la cultura del fast food, demostrando que cocinar y comer deben ser, antes que nada, un acto de respeto hacia uno mismo.



8 comentarios:

  1. Qué buena pinta tienen esas "etéreas" galletas zen. Oishii (ricas ricas) jeje
    A ver si tomo nota...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, toma nota y a ver qué tal te salen. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me llevo una receta y esta imagen tan reveladora de la plenitud en lo cotidiano, gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si pruebas a hacerlas, ya nos dirás qué tal te han salido. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Si es que ya lo somos, pero se nos olvida. Gracias a ti por recordárnoslo. Un abrazo.

      Eliminar
  4. recuerdo con mucho cariño aquel video "como cocinar tu vida" y especialmente la parte de las teteras abolladas... muy zen

    gracias por el recordatorio
    un saludo
    www.ostresteixos.es

    ResponderEliminar