lunes, 8 de abril de 2013

HAN SHAN, POETA Y ERMITAÑO ZEN (I)


Jack Kerouac
Hace muchos años leí una novela fascinante, LOS VABUNDOS DEL DHARMA, de JACK KEROUAC, uno de los portavoces  de la denominada generación beat. Si todavía no la has leído, no dejes de hacerlo. Me gustó bastante más que su otra novela más conocida, EN EL CAMINO. Fue publicada en 1958. Tanto Jack Kerouac como otro de los personajes de la novela, Japhy Ryder (su nombre en la vida real era Gary Snyder, poeta, escritor, ecologista y seguidor del budismo zen), fueron verdaderos pioneros, unos adelantados a su tiempo. En esta novela, que a mi me marcó mucho,  escribe Jack Kerouac de budismo zen, de haiku, de excursiones a las montañas, de rebeldía, de contracultura. También se menciona en él a un poeta chino, a quien Gary Snyder admiraba profundamente, un ermitaño zen que vivió en las montañas entre los siglos VII y X: HAN SHAN. Cómo me atraía el zen de Han Shan, tan libre. Su monasterio era las montañas. 

Gary Snyder
Yo le llamaba de broma “anarcozen”. Escribía sus poemas en los árboles, en las rocas y los muros de las casas de campo. Desde su retiro en el monte, solía visitar el templo Guoquing, en cuyas cocinas trabajaba su amigo Shi De, que solía darle los restos de la comida de los monjes. Eso no impedía a Han Shan deslizar en sus poemas críticas a las jerarquías eclesiásticas ni abogar por la búsqueda individual de la iluminación. Practicaba el budismo Chan, aunque, a la manera china, entreverado de taoísmo. Han Shan no era en realidad su nombre, es un pseudónimo que quiere decir Montaña Fría, el lugar donde vivía y escribía. En el libro de Kerouac aparecen dos de sus poemas. Este es uno de ellos:
   
Han Shan


La Montaña Fría es una casa, sin vigas ni paredes;
las seis puertas, a derecha e izquierda, están abiertas,
el vestíbulo es el cielo azul,
las habitaciones están desocupadas y vacías,
la pared del este choca con la del oeste
y en el centro no hay nada.
Nadie viene a pedirme que le preste nada.
Cuando hace frío, enciendo un pequeño fuego;
cuando tengo hambre, cuezo unas verduras.
Nada tengo que ver con el granjero,
con su granero y sus pastizales…
Se organiza una prisión para sí mismo
y una vez dentro de ella, no puede salir.
Piénsalo, pues puede sucederte a ti.


 

ENTRE NUBES BLANCAS

El director americano Edgard A. Burguer ha sido uno de los pocos extranjeros que han podido conocer en persona la vida de estos ermitaños, que constituyen una tradición milenaria de la vía budista zen en China.
“Entre nubes blancas” recorre el día a día de ascetas, maestros y aprendices que viven solos, dispersos por los picos y valles de la zona montañosa de Zhongnan. 
Las montañas de Zhongnan han sido la morada de buscadores solitarios desde hace aproximadamente cinco mil años. Muchos de los maestros budistas más realizados de China alcanzaron la iluminación en ese lugar. Se considera un lugar proclive para la iluminación: “mágico”.



2 comentarios:

  1. Y además las referencias a Gary Sneider,
    conseguí su Mente Salvaje en la editorial Árdora,
    muy interesante.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Antonio. Ya veo que estás muy puesto, que conoces incluso la obra de Gary Sneider. Seguro que también habrás visto el documental ENTRE NUBES BLANCAS. ¿Sabías que hay un libro de poemas de Han Shan, publicado en Ediciones Hiperión, titulado EL MAESTRO DEL MONTE FRÍO? De este libro irá mi próximo escrito sobre Han Shan en mi blog. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar