lunes, 23 de julio de 2018

MEDITACIÓN ENTRE REJAS (II). S. N. GOENKA.


En 1994-95, cineastas israelíes viajaron a las prisiones de Tihar y Baroda en el estado indio de Gujarat. El resultado fueron 52 fabulosos minutos de un poderoso documental titulado Haciendo Tiempo, Haciendo Vipassana. La película describe la manera en la cual la meditación Vipassana ha sido exitosamente utilizada, dentro del sistema penitenciario indio, para cambiar drásticamente el comportamiento y la actitud de los internos y de los guardias queparticiparon en los cursos, mejorando así la totalidad de la atmósfera de las prisiones. El curso fue conducido por el Sr. S.N. Goenka y su señora, con 13 profesores asistentes.

Doing Time, Doing Vipassana:

Meditación Vipassana en España tal y como la enseña S.N.Goenka en la tradición de Sayagyi U Ba Khin:

No se cobra por estos cursos, ni siquiera para cubrir los gastos de comida y alojamiento. Todos los gastos son sufragados por donaciones de personas que, habiendo completado un curso, han experimentado los beneficios de la Vipassana y desean dar a otros también la oportunidad de beneficiarse. Deberían tomar ejemplo en occidente bastantes maestros de meditación de las diferentes escuelas y profesores de mindfulness que han profesionalizado la enseñanza de la meditación.
Aunque es de ascendencia Hindú, el Sr. Goenka nació y creció en Birmania. Durante su residencia allí tuvo la buena fortuna de conocer a U Ba Khin, y aprender de él la técnica de Vipassana. Después de recibir entrenamiento de su maestro durante catorce años, el Sr. Goenka se estableció en la India, y comenzó a enseñar Vipassana en 1969. Satya Narayan Goenka exhaló su último aliento en septiembre de 2013, a la edad de 89 años.

El recto camino. Meditación vipassana. Un extracto de entrevista a S N Goenka.
¿Qué es Vipassana?:




lunes, 9 de julio de 2018

RECOGIDO EN EL AGUA. FÉLIX ARCE.


Conocí a Félix Arce en un sesshin (retiro intensivo de meditación zen) hace ya unos cuantos años. Sucedió por casualidad, en el último día, en la comida de despedida. Durante el sesshin no se hablaba, pero en esta comida ya sí. Estábamos sentados en una larga mesa unas 25 personas. Alguien nos relacionó a los dos con el haiku y nos presentó. Disfrutamos entonces de una breve pero intensa charla. Conectamos enseguida. Los dos practicábamos zen, escribíamos haiku y nos atraía la cultura japonesa. Qué encuentro más afortunado. Desde entonces somos amigos y, aunque vivimos en lugares distantes, seguimos en contacto. De esta relación surgió el libro de haikus PUENTE DE PIEDRA, al que dediqué una entrada en el blog.

Quería recomendaros para este verano RECOGIDO EN EL AGUA, este nuevo libro de Félix Arce de haiku y haibun. Félix tiene el don de  escribir con sencillez, sensibilidad y sinceridad de esas vivencias para las que, como él dice, “las palabras siempre faltan o siempre sobran”. Muchas gracias, Félix, por compartir este don.
Final de la peregrinación de Kumano Kodo.
Para quienes practiquen meditación, encontrarán en el libro un par de preciosas crónicas en forma de haibun de dos sesshin, uno en Brihuega (España) y otro en el templo Kotaiji de Nagasaki (Japón).



viene del río…
ese olor en el aire
que cruza el sendero

frente al río
en la mirada de mi hermano
la de mi padre 

mansamente...
la nieve va cubriendo todo 
salvo el río  



INVITACIÓN DEL VIENTO
Sí, lo sabía, algo en mí lo sabía. A veces basta con sentarse junto al río, sin más, sentarse y descansar junto al río que se remansa, que se ensancha y se detiene. Y con él la tarde y su reflejo, y el cielo, quietos. Descansar.

El trazo de una nube, de lo que fue una nube, flota sobre la superficie del agua que no se mueve.

A veces el mundo gira y no se nota.

… yo mismo, desde hace no sé cuánto tiempo, como jirón de nube que cede a la invitación del viento, no había cesado de albergar pensamientos vagabundos, errando por la riberas marinas…

Unas pocas palabras del inicio de Sendas de Oku, el haibun por excelencia, vienen a mi pensamiento en esta tarde junto al río, a la orilla de la primavera. Mi pensamiento que va y viene, que flota sin más bajo el cielo que no se mueve sobre el agua.

Una ráfaga de viento arranca las hojas secas de un quejigo junto a la orilla. Algunas caen sobre el agua. Las hojas marcescentes crujen un momento, revolotean, y flotan ahora. Y de nuevo la calma. Toco el agua, fría, y unas ondas diminutas recorren su superficie hasta desaparecer un poco más allá. Y más allá un somormujo nada solitario sobre el reflejo del cielo, de las montañas, de los pinos.

A veces las palabras flotan sobre el agua, en el viento, todas las palabras vagabundas, hasta que se desvanecen, se hunden, desaparecen. Y se hacen silencio.

Hay diferentes huellas sobre la arena de la orilla. Diferentes tipos de aves y los pequeños pasos de una nutria. Sigo su camino sabiendo que no me llevará hasta ella. Pero sólo juego. Comparo mis huellas con las de ella, caminando juntas ahora. En el cielo un pato, parece un ánade, traza una curva silenciosa en su vuelo y se aleja al descubrirme en la orilla. Mi mirada lo sigue más allá del reflejo de los oscuros pinos sobre el agua, de las montañas, del cielo que se va enrojeciendo.

Y las huellas de la nutria desaparecen entre las piedras, en el agua. Cómo brilla esta agua tan quieta. Cómo brilla el reflejo del cielo que cubre sus huellas y mi mirada.

El repiqueteo del pico picapinos me lleva hacia el bosque. El reflejo de la luz sobre el agua parece temblar sobre los troncos de los quejigos y los pinos. Del nuevo el pájaro carpintero. Una vez, otra. Ahora el silencio. Y el zumbido de las abejas. Una se detiene sobre el tronco de un pino. Brilla con la luz del atardecer que tiembla más allá del agua.

Me siento sobre el suelo y junto a mí las hormigas caminan con pasos diminutos, ajenos a las sombras, trazando sus senderos misteriosos.

El río, el camino, mis pies cansados, el temblor de la luz sobre el agua… ahora comprendo lo que significa no aferrarse a nada. A nada.

Mis manos se extienden perezosas sobre el musgo que envuelve la base de los troncos. Esta blandura aterciopelada parece enredarse entre mis dedos, atravesar mi piel y llegar a lo más profundo de mí.

El pequeño pino que crece entre las rocas, el brezo que comienza a florecer, las hierbas altas que tiemblan en la leve brisa… y pienso de nuevo en Bashô, en su frágil sombra recorriendo los caminos. ¿Tú también lo sabías? ¿Quién nos tendió la mano, caminante, y atravesó nuestra piel con su voz de viento?

Frente a mí un destello. Un hilo de seda que flota en el viento, que se hace visible por un instante y brilla en la luz del atardecer. Y desaparece de nuevo en el viento.

Y un silencio tan profundo como el mundo brilla ante mí. Más allá del canto del herrerillo y el pinzón, bajo el zumbido de las abejas, el profundo silencio de todas las cosas inunda el corazón del bosque.

Y justo ahora, junto a la orilla, sobre la rama de un pino seco, un cuervo acaba de posarse. Y se va. Sonrío. Y ahora la primavera naciendo en el sol que se pone al otro lado del horizonte.

A veces la invitación del viento es tan elegante que sólo cabe ceder. Y dejarse llevar, y brillar un instante sobre las riberas marinas, antes de desaparecer en el viento.

viento del atardecer
algunas nubes
el silencio del grillo

Se puede adquirir el libro en la página web de la editorial:





lunes, 25 de junio de 2018

MEDITACIÓN ENTRE REJAS (I). RAMANA MAHARSHI.

Son muchas y variadas las formas de sufrimiento que experimentamos los seres humanos. “Todos somos prisioneros cumpliendo una sentencia de por vida, prisioneros de nuestra propia mente”. Sin embargo, la sensación de apertura, claridad, espaciosidad, calidez y paz, es decir, de libertad interior, puede sucederle a cualquiera y en cualquier lugar, incluso en una prisión. La profunda vivencia de sufrimiento e insatisfacción, la primera noble verdad del Buda, que se experimenta en una cárcel también puede propiciar con intensidad el anhelo de la liberación. Y la práctica de la meditación ayuda que esto suceda. Es lo que se muestra en este interesante documental.   

Tras los altos muros de la prisión de máxima seguridad de Donaldson, en Alabama, viven más de un millar de hombres, todos ellos peligrosos criminales que cumplen cadena perpetua en una cárcel de la que nunca podrán salir. Pero para algunos de estos presos esta situación se ha hecho más soportable gracias a la puesta en marcha en el correccional de un programa basado en técnicas de meditación budista o Vipassana. El documental nos aproxima a las historias de 36 reclusos que deciden someterse a este proyecto sin precedentes, entregándose a él emocional y mentalmente. Sobrepasamos los muros de esta prisión de máxima seguridad para acompañarles durante los diez dí­as que dura el programa de meditación silenciosa.
The Dhamma Brothers:

Nuestra naturaleza real es liberación. Pero nosotros imaginamos que estamos prisioneros, y estamos haciendo múltiples intentos agotadores para devenir libres, mientras somos libres todo el tiempo. Una ilustración aclarará esto. Un hombre se echa a dormir en esta sala. Sueña que ha ido a recorrer el mundo, que pasa por colinas y cañadas, desiertos y mares, y que después de muchos años de viaje agobiante, regresa a Tiruvannamalai, entra en el ashram y camina adentro de esta sala. Justo en ese momento se despierta y encuentra que no se ha movido ni siquiera una pulgada y que ha estado durmiendo justamente donde se había tumbado. Él no ha retornado después de un gran esfuerzo a esta sala, sino que está y siempre ha estado en la sala. Es exactamente así. Si se pregunta, «¿Por qué siendo libres nos imaginamos que somos prisioneros?», yo respondo, «¿Por qué estando en la sala imaginó usted que estaba inmerso en una aventura por el mundo, cruzando colinas y cañadas, desiertos y mares? Es todo mente o maya [ilusión]».
Ramana Maharshi

domingo, 10 de junio de 2018

INCERTIDUMBRE. ECKHART TOLLE.

¿Me renovarán el contrato de trabajo?     
¿Podré cobrar la jubilación?
¿Saldrá bien la última analítica?
¿Podremos ir de vacaciones este verano?
¿Qué será de nuestro hijo en el futuro?
¿Hasta cuándo se valdrán por sí mismos mis suegros?
¿Qué nos deparará la vida a mi familia y a mí?
¿Quién no se hace estas y otras muchas preguntas a menudo?
La incertidumbre tiene mucho que ver con la impermanencia, con la fugacidad. Y es que cuando estamos atrapados en la incertidumbre, con la mente puesta en el futuro, las preguntas son interminables.

Esta es la respuesta de Eckhart Tolle a estos interrogantes míos y a otros similares:  

Podrá haber un periodo de inseguridad e incertidumbre. ¿Qué debo hacer? A medida que el ego deja de controlar su vida disminuye la necesidad psicológica de contar con la seguridad de las cosas externas e ilusorias. Puede vivir en medio de la incertidumbre y hasta disfrutarlo. Cuando acepte la incertidumbre se abrirán una infinidad de posibilidades. Significa que el temor dejará de dominar su vida y de impedirle tomar la iniciativa para propiciar el cambio. Cuando no logramos aceptar la incertidumbre, se convierte en miedo. Cuando la incertidumbre es perfectamente aceptable, se traduce en mayor vivacidad, conciencia y creatividad.
Una Nueva Tierra. Eckhart Tolle.

ECKHART TOLLE EN ESPAÑOL. CLASE 9.3 UNA NUEVA TIERRA "EL PROPÓSITO INTERNO"
La aceptación de la incertidumbre:
https://www.youtube.com/watch?v=Z0yVBwvkQfs&index=84&list=PL12F0278169FF9AD0

lunes, 28 de mayo de 2018

EL PODER DEL BOSQUE. SHINRIN-JOKU. QING LI.

Shinrin-Joku significa sumergirse en el ambiente del bosque o absorber el bosque a través de los sentidos. Se trata simplemente de estar en la naturaleza, conectar con ella a través de los cinco sentidos.
Te devolverá al presente, te desestresará y te relajará.
No hay ningún medicamento que tenga una influencia tan directa sobre la salud como un paseo por un bonito bosque.

El bosque de Azakawa, en la prefectura de Nagano, es conocido como lugar de nacimiento de la “medicina del bosque”. En el bosque hay grupos de cipreses japoneses (hinokis) de hasta treinta y cinco metros de altura. Cada año visitan este bosque cien mil personas.

Amzing Nature of Akasawa,nagano -長野県の赤沢渓谷-

Un baño de bosque puede:
 - Potenciar el sistema inmunitario.
 - Aumentar el nivel de energía.
 - Reducir ansiedad, depresión e ira.
 -  Reducir el estrés y propiciar un estado de relajación.

Uno de los elementos más potentes del shinrin-joku es la fragancia que desprenden los árboles, sus fitoncidas. Los fitoncidas son los aceites naturales de las plantas, que forman parte del sistema de defensa del árbol. Uno de los olores más familiares de Japón es el del ciprés hinoki. Cuando paseas por el bosque, estás aspirando su poder de curación. Lo único que tienes que hacer tú es estar ahí.

El arte de los baños de bosque es el arte de conectar con la naturaleza a través de nuestros sentidos.

Asegúrate de haber dejado en casa el teléfono y la cámara. Vas a caminar lentamente y sin rumbo durante dos horas. No necesitas esos aparatos. Deja que sea tu cuerpo el que te guíe. Escucha dónde quiere llevarte. Sigue tu olfato. Y tómate tu tiempo. No pasa nada si no llegas a ninguna parte. No vas a ningún sitio. Estás disfrutando los sonidos, los olores y las imágenes de la naturaleza y dejando que el bosque penetre en tu interior. 
La clave para liberar el poder del bosque está en los cinco sentidos. Deja que la naturaleza te entre a través de los oídos, los ojos, la nariz, la boca, las manos y los pies.
Shinrin-Joku:

Para hacer baños de bosque ni siquiera necesitas un bosque, puedes practicar el shinrin-joku en cualquier parte: en un parque cercano o en tu propio jardín. Busca un lugar donde haya árboles, ¡y adelante!

Puedes traerte el bosque a casa con los aceites esenciales. A mí me encanta el de hinoki. Todos los aceites esenciales de conífera te recordarán la paz y la tranquilidad del bosque y te proporcionarán los potentes efectos de un baño de bosque sin tener que salir siquiera de casa.

Dr. Qing Li. Inmunólogo. Director de la Sociedad Japonesa de Medicina Forestal.

 森林セラピー Forest therapy:


En Zaragoza, llevamos a cabo esta actividad, por Parques y zonas verdes de la ciudad, en el grupo de facebook:                                                 https://www.facebook.com/groups/PaseosConscientesEnZaragoza/


lunes, 14 de mayo de 2018

IDENTIDAD (II). ADYASHANTI.

Toda sensación de identidad va asociada a un guión. Todos tenemos un papel determinado y nos contamos historias en relación a ese papel. Pero no somos ni nuestros papeles ni nuestras historias.
La belleza del satsang reside en que te da la oportunidad de despertar de tu historia. Descubres que tú eres la Verdad, sin historia ni guión, en este preciso instante.
El despertar es un cambio radical de identidad. El momento del despertar es éste. No mañana. Ahora.
Al satsang venimos a darnos la oportunidad de experimentar cómo nos sentimos en este preciso momento sin ninguna estrategia, ni siquiera la de librarnos de cualquier estrategia.
Aquí podemos hacernos la pregunta “¿Qué soy yo y quién soy yo ahora, sin mi historia, sin mi deseo actual, sin mi guión?” Si la mente pudiese decir algo, contestaría “no lo sé”.
Si miras de verdad, descubrirás que ahí no hay ningún actor, no hay nadie.
Lo que tú eres es previo a la idea que tienes sobre ti.
¿Ahora qué eres?
Sólo están despiertos aquellos que no saben quiénes son. El resto del mundo sabe quién es. Son su guión. Despertar es no tener ningún guión, es saber que un guión no es más que un guión, a fin de cuentas, y que una historia no es más que una historia.
La iluminación es la realización que tiene lugar cuando la mente dice: “Me rindo. No tengo ni idea de quién soy”.
LA DANZA DEL VACÍO         

Adyashanti. Qué es lo que verdaderamente quieres:

lunes, 30 de abril de 2018

MEDITACIÓN (V). JON KABAT-ZINN.

El día 19 de junio de 2018, previo al 5º Congreso Internacional de Mindfulness que va a celebrarse en Zaragoza del 20 al 23, tendrá lugar un retiro dirigido por Jon Kabat-Zinn. Las plazas son limitadas, 250 personas, su precio es de 200 € y para inscribirse es necesario estar inscrito en el Congreso. El retiro es de 9 de la mañana a 6 de la tarde, con un descanso de una hora para comer (la comida hay que llevársela de casa).
250 personas x 200 € = 50.000 € en 8 horas. No está nada mal.

Seguramente el retiro consistirá en unas cuantas meditaciones guiadas por Jon Kabat-Zinn, como la del audio que comparto a continuación y como otras dos que compartí anteriormente en el blog en la entrada titulada MEDITACIÓN (IV). JON KABAT-ZINN.

Lo único que, de hecho, debo hacer para oír de verdad es desaparecer. Mi “yo” está de más porque, para escuchar, no es necesario “yo” alguno que busque o escuche los sonidos.
¿Puedo quitarme de en medio y escuchar simplemente, dejando que los sonidos lleguen a mi oído y permanezcan en él, suspendidos en el aire, en el instante, sin realizar esfuerzo alguno y sin adorno de ningún tipo?
Más allá de los pensamientos que la ocultan, yace la experiencia del sonido puro “anterior al pensamiento”, la experiencia de simplemente escuchar, sin separación alguna entre quien escucha y lo que se escucha. Ahí sólo hay escucha, escucha, escucha…
No hay nadie escuchando, ni sonido alguno “fuera de aquí”. No hay pájaros, camiones, aviones ni sirenas; lo único que hay son sonidos y el silencio que los separa.
Esta conciencia se asemeja a un espejo sonoro que reflejase todos los sonidos que aparecen ante él, sin opinión ni prejuicio alguno, una conciencia abierta y vacía.
Jon Kabat-Zinn



Jon Kabat-Zinn. Audio en español. Atención Plena en sonidos y pensamientos: