15 de julio de 2019

EL ARPA BIRMANA.

EL ARPA BIRMANA, de Kon Ichikawa.  
Este film ganó el León de Oro del Festival de Venecia y fue nominada al óscar a la mejor película de habla no inglesa en el año 1945. La película está basada en el libro del mismo título de Michio Takeyama, una de las novelas más importantes del Japón de la posguerra.
En los últimos días de la II Guerra Mundial, el sureste asiático está plagado de tropas japonesas, que exhaustas e incomunicadas, vagan sin rumbo acosadas por las fuerzas aliadas. En Birmania, una compañía singular es mandada por un capitán que en la vida civil ejerce la profesión de músico. Los soldados que la integran forman una masa coral que interpreta magistralmente canciones tradicionales. Tras entregarse a las fuerzas británicas, el cabo Mizushima, virtuoso intérprete del arpa birmana, es enviado a una arriesgada misión de paz, tras la cual desaparece sin dejar rastro.    


Mucho antes de que en España se empezase a hablar de memoria histórica, en su casa de Niigata, el japonés Toru Arakawa soñaba con jubilarse para venir a abrir fosas de la guerra. Nadie llegó a entender bien por qué le dio por ahí. Pero él lo tenía muy claro cuando aquí aún no nos aclarábamos, cuando aquí todavía daba miedo hablar de ciertas cosas, y se pasó diez años practicando español a domicilio con unas cintas que compró para escuchar por las mañanas.
Un día de 2006, en un periódico japonés, apareció una noticia sobre las fosas que se estaban empezando a abrir aquí. El artículo hablaba de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) que se había fundado en Ponferrada. Toru recortó la página, mostró la noticia a su mujer y le anunció su plan para los próximos meses: "Me marcho a España a trabajar en las fosas". Entonces tenía 68 años y ya estaba jubilado.
Llegó a Ponferrada, después de recorrer 20.000 kilómetros en avión y autobús. Aquí siempre se hizo entender con paciencia, y muchas señas y sonrisas.
El 22 de agosto de 2006, en As Pontes, Toru hizo su primera fosa de la guerra. Era la exhumación de la familia Ramos Ferreiro.  Los habían tiroteado en su propia casa, y sólo una hija logró escapar al monte. En el hoyo aparecieron los otros dos hijos y el matrimonio. La pareja llevaba puestas las alianzas de boda, y Toru se echó a llorar. Después de aquello, viajando por su cuenta todos los veranos, el japonés participó como voluntario en una treintena de excavaciones por todo el territorio estatal, pero nunca dejó de emocionarse. Siempre que relataba aquel primer encuentro con unos huesos de la guerra volvían a empañársele esos ojos tan pequeños que tenía.
Era un hombre muy menudo, pero cavaba como el que más, como si quisiese acabar de una vez con todos los agujeros negros que había dejado la Guerra Civil en la tierra de España. Toru no comprendía cómo las fosas no llevaban abiertas ya muchos años.
Castro le proporcionó cama y comida el tiempo que estuvo en As Pontes, y se hicieron muy amigos. "Era un paisano excelente, para él no había religión ni frontera. Contaba que los japoneses de su generación habían quedado muy marcados por la II Guerra Mundial, y quizás por eso se interesó tanto por este conflicto nuestro. Le gustaba el jamón, le gustaba la morcilla, pero sobre todo le gustaba la causa. Cuando la ARMH finiquitaba su temporada, buscaba otros grupos que estuviesen en ello y se ofrecía para trabajar, como siempre, gratis. Al dejar As Pontes, le regaló a la hija de Castro un bonsai. Desde entonces, más o menos todos los meses, la chica se escribía con él por correo electrónico y le planteaba dudas acerca del abonado y la poda. Pero a principios de octubre, el correo de Toru dejó de contestar. Preocupados, los Castro llamaron en fin de año al hijo del voluntario, que vive en Chicago, y éste les contó que había muerto. 
Toru sólo era robusto de espíritu, y le había prohibido a su familia contar que estaba enfermo. En España nadie sabía que tenía resquebrajado el corazón. Y el 5 de octubre se le rompió del todo.
Resumen del artículo publicado por EL PAÍS. GALICIA, escrito por Silvia R., el 8 de enero del 2010.

Cuando leí este artículo, bastante tiempo después de que fuera publicado, me impactó. Enseguida recordé una preciosa película que había visto hacía muchos años: EL ARPA BIRMANA. Y fue entonces cuando comprendí por qué había venido a España este singular japonés.
Arigatō, Arakawa san.



CLAUDIO NARANJO Y ENEAGRAMA.


El psiquiatra chileno Claudio Naranjo, uno de los máximos exponentes de la psicología transpersonal en el mundo, ha fallecido el día 12 de julio a los 86 años en Estados Unidos. Quería con esta entrada homenajearle dando a conocer una parte de su obra.

En 1970, tras la muerte de su único hijo en accidente,  Claudio Naranjo permaneció varios meses con Oscar Ichazo, el primero en dar a conocer el Eneagrama en el Instituto de Psicología Aplicada de Santiago de Chile, que le transmitió la sabiduría del eneagrama y a quien consideró su maestro espiritual.

He compartido otras entradas en el blog sobre ENEAGRAMA.

Algunas de sus sabias y profundas frases:

Ser responsable conlleva estar presente, estar aquí. Y estar verdaderamente presente, es estar consciente. A su vez, estar consciente es una condición incompatible con la ilusión de irresponsabilidad por medio de la cual evitamos vivir nuestras vidas. 

Cuando aparece la sabiduría aparece también una mayor libertad; la vida se pone en orden y todo fluye como debe fluir.

No podemos tener una sociedad sana si no está compuesta por individuos conscientes. Las crisis del mundo no son más que crisis de consciencia.

Buscar la verdad implica cuestionar el condicionamiento sociocultural recibido para recuperar el contacto con nuestra verdadera naturaleza.

La meditación consiste en llegar a hacerse nada, para que pase todo a través de nosotros. Quien llega a Dios, ve lo divino en todo. Una vez alcanzaste el cielo, es importante comenzar el camino de vuelta a la tierra.

Publicó varios libros sobre el tema:





El eneagrama de la sociedad. Males del mundo, males del alma.











27 personajes en busca del ser.











Carácter y neurosis.











Ensayos sobre la psicología de los eneatipos.











Autoconocimiento transformador. Los eneatipos en la vida, la psicoterapia y la literatura.





Comparto los enlaces para ver una entrevista sobre el eneagrama que le hicieron en una TV hace ya bastantes años a Claudio Naranjo, quien tuvo un importante papel en su transmisión:

1 de julio de 2019

NADIE EN CASA. JAN KERSSCHOT.


Cuando nos identificamos con el ego todos tenemos que vivir con la más inevitable de las certezas, un hecho de sentido común: tú y yo estamos en el corredor de la muerte, esperando nuestra ejecución. A nuestra personalidad le resulta duro aceptar el hecho de nuestra desaparición, y por tanto inventa una vida futura o reencarnación. Es interesante ver que la mente trata reencontrar el modo de seguir adelante después de la muerte.
La mayoría de los buscadores no se dan cuenta de que una de las principales características del futuro es que siempre estará en el futuro. ¿Por qué queremos saber qué nos ocurrirá al morir antes de conocer qué somos ahora? Una vez más, la solución al problema de nuestro futuro está en el presente. Podemos confirmarlo directamente haciendo este pequeño experimento: cerramos los ojos durante un minuto y nos damos tiempo para hallar nuestra personalidad. Tratamos de encontrar un ego dentro de nuestro cuerpo o mente. ¿Podemos encontrarlo? ¿Dónde está exactamente? ¡Tratemos de localizarlo ahora mismo! ¿Dónde está?...Tenemos que admitir que no vamos a ser capaces de encontrar esa persona dentro; sabemos que es un concepto. Ya hemos descubierto esto antes: ¡no hay nadie en casa!  
Págs.165, 166.


Es imposible “vivir en el ahora” y seguir siendo una persona, porque la persona también es un concepto. En cuanto estamos en el momento presente, ¡desaparecemos! Entonces no queda nada que decir; lo que queda es nuestra vida cotidiana vista desde la conciencia intemporal.
Pág. 133.

 EL MITO DE LA AUTO-INDAGACIÓN:


17 de junio de 2019

EL ABUSO DE LA COMIDA. ECKHART TOLLE.


ECKHART TOLLE: El abuso de la comida tiene mucho que ver con el ego porque a él le gusta vivir en un constante estado de desear más. Siempre busca llenarse con algo y quiere identificarse con cosas. Pero sobre todo es ese deseo de querer siempre más el que es inherente al ego.
A veces ese deseo se transmite al cuerpo y entonces experimentas un deseo de comer mucho más de lo que el cuerpo realmente necesita. Así que comer conscientemente es el antídoto. Por ejemplo, te aconsejaría que cuando te comas tus patatas fritas, lo hicieras de manera consciente y sin tener esa voz en la cabeza diciéndote que no deberías estar comiéndotelas, y siente cómo se siente tu cuerpo al comerlas y después de haberlo hecho. Probablemente algún día te des cuenta de que tu cuerpo no quería comerlas, era la mente quien te obligó a hacerlo.
Intenta comer de manera consciente. Muchas veces la gente se levanta en mitad de la noche para ir directamente al frigorífico, sin pensar. Abren la puerta y cogen lo primero que ven porque sienten una necesidad de comer... Pero el cuerpo no lo necesita.

OPRAH WINFREY: Estás intentado alimentar otra cosa.

ECKHART TOLLE: Exacto.
Cuando tenía 20 años solía emborracharme como la gente a esa edad. Hoy en día, puedo disfrutar de una sola copa de vino. Es un placer. Y después de haberme tomado una copa de vino, le pregunto a mi cuerpo si quiere otra copa más y es muy raro que me beba dos. Porque mi cuerpo dice no. Puedes sentirlo en tu cuerpo. Si eres consciente de él, te dirá si de verdad quiere beber o comer algo.

OPRAH WINFREY: Vaya, acabo de tener un momento de comprensión... no te conviertes en una persona con sobrepeso, o en un borracho si siempre actúas de manera consciente. Cuando actúas de manera inconsciente, entonces pierdes el control y comes o bebes demasiado. La inconsciencia te lleva a una indulgencia desmesurada.

ECKHART TOLLE: Sí. Todas estas adicciones son inconsciencia.

Eckhart Tolle & Oprah en Español. Una nueva tierra. Clase 3.8:

3 de junio de 2019

ZEN Y ADVAITA. HUI-NÊNG. RAMANA MAHARSHI. CHAO-CHOU. NISARGADATTA MAHARAJ.


Los grandes maestros Zen (chán) chinos de la dinastía Tang, como el sexto Patriarca Hui neng (Enô en japonés), Nan-ch’üan (Nansen), Chao chou (Jôshu) o Huang po (Obaku), habrían sido reconocidos en la India como maestros Vedanta Advaita sin ningún problema. Y lo mismo hubiera sucedido en China con los grandes maestros de la tradición Vedanta Advaita, como Shankara, o posteriores, como Nisargadatta Maharaj o Ramana Maharshi, que también hubieran sido reconocidos como auténticos maestros zen. En la actualidad, se da el caso de algún maestro, como Adyashanti, que partiendo de la tradición Zen, ha integrado las dos tradiciones. Es el caso también de Mooji, que partiendo de la tradición Vedanta Advaita, su enseñanza y su forma de transmitirla recuerda mucho a la de los maestros Zen (chán) chinos de la antigüedad.


En este momento nada nace y nada muere. Entonces no “hay nacer y morir” a que poner fin. Por tanto la absoluta tranquilidad (del nirvana) es el momento presente. Aunque es en este momento, este momento no tiene límites, y en él hay deleite eterno.

Prescindiendo del bien y el mal, muéstrame tu rostro original, el que ya tenías antes de que tus padres nacieran.

Discutir implica un deseo de predominar, la discusión fortifica el egoísmo y nos liga a la creencia de un “yo” y de un “tú”.

Que tu espíritu permanezca en un estado parecido al Vacío del cielo, pero que no se apegue a la idea de vacuidad. Que funcione libremente. Aunque esté en actividad o en reposo, que tu espíritu no se apegue a nada. Olvida la diferencia entre el Sabio y el hombre ordinario. Ignora cualquier distinción entre el objeto y el sujeto.
Hui-nêng (Eno en japonés. 6º Patriarca chino del zen).


Encuentre quién hace las preguntas y el Sí mismo será encontrado. El sí mismo está siempre aquí, no hay nada sin él.

¿Es usted nacido ahora?

Las disertaciones orales no son tan elocuentes como el silencio. El Silencio es elocuencia incesante.

Mientras se regula el soplo, hay reposo para la mente. Las pasiones se acompañan de una respiración irregular, mientras que la calma y la felicidad se acompañan de una respiración lenta y regular.

La esclavitud es solo la noción falsa: “yo soy el hacedor”. Abandone tales pensamientos y deje que el cuerpo y los sentidos ejerzan su papel, no impedidos por su interferencia.

El Ganges está dentro de usted. Este Ganges no le hace sentir frío ni temblar. Báñese en él.

Usted no necesita eliminar al “yo” falso. ¿Cómo puede “yo” eliminarse a sí mismo?

¿Qué es el silencio? Es elocuencia eterna.

¿Qué es el nirvana del Buda? La pérdida de la individualidad.
Ramana Maharshi


Un monje preguntó a Chao chou (Jôshu en japonés): “¿Qué dirías tú si yo viniera a donde ti con nada?”
Joshu respondió: “Lánzalo al suelo”.
El monje protestó: “Yo he dicho que no tenía nada, entonces, ¿qué es lo que tengo que soltar?”
“Bien, en este caso llévatelo”, fue la contestación de Jôshu.

Cuando se le preguntó a Jôshu qué era el Zen, respondió: “Hoy está nublado y no contestaré”.

Jôshu estaba barriendo el patio y un monje le preguntó: “¿Cómo es que una mota de polvo entró en este suelo santo?” A esto respondió Jôshu: “¡Aquí llega otra!”

Otro monje le preguntó: “¿Cómo es que sin el consentimiento paterno uno no puede ser ordenado?” “¡Qué superficial!”, contestó Jôshu. “No puedo entender”, contestó el monje. “¡Qué profundo!”, respondió Jôshu.


El estado supremo, un estado de quietud y silencio totales. Quienquiera que llega ahí, desaparece. Es inalcanzable por las palabras, o la mente.

Deje venir lo que viene e ir lo que se va.

Permanecer interiormente libre y calmo, con una mente como un espejo, la cual refleja todo, sin ser afectada.

Encuentre lo que es siempre presente.

Y sin la memoria, ¿qué es usted?


Toda respuesta desde el todo debe ser justa, sin esfuerzo e instantánea.
Encuentre al que estaba presente en su nacimiento y que presenciará su muerte.

Yo soy. ¿De dónde voy a venir y a dónde voy a ir?

Su sinceridad le guiará a usted.

Usted ha dicho: “Aquí y ahora, yo soy”. Deténgase ahí, esto es real.

El fruto cae repentinamente pero la maduración lleva tiempo.

Yo soy uno con usted. ¿Es usted uno conmigo? Si usted lo es, no hará preguntas

Lo que usted ha abandonado no tiene ninguna importancia ahora. ¿Qué es lo que usted no ha abandonado? Encuentre eso y abandone eso. Vacíese usted mismo completamente.

No mentalice ni verbalice. Sólo vea y sea.

No hay nada de lo que yo me sienta separado, de aquí que yo soy todo. Ninguna cosa es mí mismo, de modo que yo soy nada.
Nisargadatta Maharaj






20 de mayo de 2019

PRESENCIA. ECKHART TOLLE. JON KABAT-ZINN. ADYASHANTI. JEFF FOSTER.


¿De quién, esta presencia?
Lo ignoro, y sin embargo
derramo lágrimas
de agradecimiento.
Saigyoo


Cuando te haces consciente del Ser, lo que en realidad ocurre es que el Ser se torna consciente de sí mismo. Y en ese acto por el que el Ser toma conciencia de sí mismo es la presencia. En el ser, conciencia y vida son términos sinónimos; podríamos decir que presencia significa conciencia haciéndose consciente de sí misma, o la vida llegando a la autoconciencia.

El silencio es un portador de la presencia aún más poderoso que las palabras.

La conciencia es el poder oculto en el momento presente. Por eso también podemos llamarlo presencia.          

La presencia es un estado de espaciosidad interior. Estás quieto, alerta, abierto a lo que es.

Presencia: conciencia sin pensamiento.    
Eckhart Tolle



Quienes han desarrollado una mayor atención y concentración irradian naturalmente una sensación de presencia hasta el punto de que, en ocasiones, pueden parecer levemente iluminadas desde el exterior. En ocasiones, aparece una leve sonrisa, un tipo de sonrisa que expresa la ausencia de todo sujeto. Y esto es muy fácil de ver porque, en tal caso, la persona deja de ser un personaje y, pura y simplemente, “es”, atenta y silenciosamente, y la belleza que irradia es inconfundible.
Mantener la presencia es la cosa más difícil –y más importante- del mundo. Cuando uno cae en el campo de la presencia –el lugar en el que suelen vivir continuamente los niños sanos-, lo sabe de inmediato, porque se experimenta como una vuelta a casa y, estando en casa, uno puede permitirse estar, soltar, descansar en su ser, descansar en la conciencia y permanecer presente en su propia compañía.
Jon Kabat-Zinn



Vemos que todo es transparente. Vemos que, como Buda dijo, todo es efímero y pasajero; todo tiene la naturaleza de un sueño. E incluso así, hay una sensación de realidad brillante, una presencia brillante en medio de todo ello.
Adyashanti






Una vez, en una conferencia, un buscador de la iluminación me dijo que había percibido la energía que emanaba de mí, que había “sentido mi presencia”.
Yo sé que no irradio nada. No soy especial en modo alguno, ni tengo el poder de completar a nadie. Era su propia presencia lo que sentía “llegarle de fuera”.
Jeff Foster


Eckhart Tolle. Estableciéndose en la Presencia:


6 de mayo de 2019

LA DELGADA LINEA ROJA. PELÍCULA.


El título se refiere a una cita que aparece en las páginas iniciales de la novela sobre que “solo una delgada línea roja separa el heroísmo de la locura”.
El reparto de actores principales de esta película es impresionante. Están, entre otros, nada menos que Sean Penn, James Caviezel, Nick Nolte, Adrien Brody, John Travolta y John Savage. Y está dirigida por el mítico Terrence Malick. Ganó el Oso de oro en la Berlinale de 1999. El guión está basado en la novela del mismo título de James Jones, escritor estadounidense, que se alistó en el ejército en el año 1939 y combatió en la batalla de Guadalcanal, donde fue herido en combate.
La película está ambientada en la Segunda Guerra Mundial, en 1942, concretamente en la Isla de Guadalcanal, en el Pacífico. Cuenta las peripecias de un grupo de soldados del ejército americano que combate contra las tropas japonesas por la conquista de una estratégica colina. Presenta un contraste entre la guerra, la muerte, el sufrimiento y la destrucción con la belleza sencilla, serena, luminosa, de la naturaleza, que Malick muestra con hermosas imágenes.

Uno de los soldados, camillero en el frente, interpretado soberbiamente por James Caviezel, que ha tenido previamente vivencias de despertar, dice varias frases profundas a lo largo de la película:

“Yo he visto otro mundo, aunque a veces creo que solo lo imaginé”.

“¿Quién eres Tú que adoptas tan diferentes formas?”

Caminando entre los heridos, piensa: 

“Todos los rostros son el mismo hombre, un único ser”. 

Acompaña con su mirada consciente, compasiva, con su Presencia, a los heridos y moribundos.

“Viví una época dorada. Pisé las orillas de un mundo nuevo”.

“Nos arrebatamos la luz unos a otros. ¿Qué nos impide extender la mano y alcanzar la gloria?”

Otro de los soldados  ha vivido una conexión muy especial, muy profunda, de unidad con su mujer. Sobrevive en la guerra rememorando esos momentos. Él lo expresa así: 

“Nosotros estamos unidos, somos un solo ser”.

“Si caigo yo primero, te esperaré al otro lado de las oscuras aguas. ¿Por qué iba a tener yo miedo a la muerte? Te pertenezco a ti.”

“Fluimos juntos como el agua. Bebo de ti.”

La película está imbuida de una honda espiritualidad. Para quien esté interesado en la verdadera espiritualidad, un film imprescindible. Se puede encontrar en NETFLIX.

La delgada línea roja. Trailer: